Cena para dos

Una comida simple pero exquisita. Luz de las velas. Un rico vino y muy buena compañía.

Decorá un momento íntimo en la mesa con los individuales bifaz. Alternar uno blanco y otro negro le da un toque divertido a la escena. También se puede jugar con la vajilla a tono.

En este caso, acompañamos los individuales bifaz con una tablita accesoria con estampa de arabescos. La mesa se mantiene la misma estampa pero en distintos colores.

¡Importante! No olvidar la música de fondo. Sugerimos acompañar estos manteles con clásicos del jazz.